La reelección toma fuerza en la República Dominicana

POLITICAS
TIPOGRAFIA
  • Mas pequeña Pequeña Mediana Grande Mas grande
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Por Edilberto F. Méndez*.- Santo Domingo,  (Prensa Latina).- El discurso del presidente dominicano, Danilo Medina, durante su rendición de cuentas ante la Asamblea Nacional, avivó el tema de la reelección e hizo tomara fuerzas.


Sea cuales fueren las intenciones del jefe de Estado, sus palabras durante el prolongado discurso ante las dos Cámaras del Congreso, dejaron entrever las intenciones de presentarse a las próximas elecciones y así lo interpreta parte de la opinión pública del país.
Algunos plantean este fue el primer gran paso en el camino hacia la definición de las aspiraciones presidenciales de Medina para otro mandato, al margen de lo establecido en la Constitución de la República, asunto aparte y muy cuestionado.
Lo cierto es que el lenguaje empleado por el mandatario y sobre todo sus palabras finales donde entre otras cosas dijo estar dispuesto a pagar el precio que hiciera falta para servir a la patria, auguran su presencia en el proceso de 2020.
"Hoy, casi siete años más tarde, les digo nuevamente: estoy aquí para lo difícil. Sí, para lo difícil", agregó, y como dice el dicho popular... verde con puntas, guanábana.
Precisamente entre las críticas que la oposición dominicana, movimientos sociales y parte de la población, hicieron a su intervención se encuentra este trascendental asunto.
Algunos plantean como el discurso con datos no acordes con la realidad y en el cual el mandatario dejó a un lado los problemas más acuciantes del país, entre ellos, la corrupción y transparencia, y se encaminó en ese sentido.
Para el secretario general del Partido Comunista del Trabajo, Manuel Salazar, los anuncios de aumento de sueldos, presentar un panorama de "todo va bien" y en un hecho sin precedentes, ver como 444 medios de prensa transmitieron su discurso, fortalece la idea de que este procura la reelección.
De principio a fin las palabras del ponente para nada parecieron una rendición de cuentas, fue de una clara tendencia de mostrar el lado bueno en función de empeños mayores, agregó.
"Según el jefe de Estado todo va bien aunque el país está sobre-endeudado, la pobreza sigue creciendo y la delincuencia se impuso por sobre los cuerpos policiales y de seguridad del Estado".
Igualmente, los derechos de la clase trabajadora del país están en este momento bajo la amenaza de volver a los tiempos anteriores a la dictadura de Rafael Leónidas Trujillo, precisó el político
Asimismo, voceros del colectivo Marcha Verde manifestaron que "el Gobierno actual nos tiene acostumbrados cada 27 de febrero a un discurso protocolar utilizado para marear a la población y pintar el país de las maravillas. Es una forma de hacer promoción".
Por otra parte, el precandidato presidencial Víctor Bisonó, sostuvo: "aquí lo que hay, más que una modificación o un deseo de seguir adelante, es un compromiso con la palabra empeñada".
Hasta dónde se puede seguir creyendo en la política, en los políticos, si se vive cambiando la Constitución, las reglas de juego, si se usan los recursos del Estado para querer quedarse y hacerse traje a la medida", añadió.
Otro que arremetió contra la intervención fue el diputado de la provincia de Santiago por el Partido Revolucionario Moderno , Robinson Díaz, quien resaltó como el gobernante dejó claro que quiere cuatro años más.
Escuchamos en su alocución su disposición a pagar el precio que sea por seguir sirviendo a la patria, evocó.
"Más que una rendición de cuentas, fue un discurso muy vacío, cargado de informaciones reeleccionistas, me atrevo a decir que el hombre está en reelección", expresó el legislador.
La intervención seguirá dando de qué hablar, de un lado y del otro, y es de esperar que nuevas voces se sumen al debate cuando el país entra en una etapa en la cual las aspiraciones de muchos pasan a un primer plano.
Los resultados económicos y algo más
A propósito del discurso presidencial, deben destacarse los anuncios efectuados por el mandatario sobre el salario mínimo del sector público y el incremento también de las pensiones y jubilaciones, aunque no hayan calado como era de esperar pues ya comienzan a cuestionarse de donde saldrán esos recursos no previstos en el presupuesto.
Pero los resultados económicos mostrados por el mandatario dan informaciones positivas pues el país alcanzó en los últimos años un 6,3 por ciento de crecimiento promedio del Producto Interno Bruto y la inflación con la cual cerró el año fue la menor de los últimos cuatro al alcanzar un 1,17 por ciento.
Las exportaciones crecieron hasta los 11 mil millones de dólares en el 2018, y llegan a más de 100 países de cinco continentes.
Mejoraron las cuentas externas, lo que facilitó la acumulación de Reservas Internacionales a los niveles más altos de la historia: siete mil 627 millones de dólares.
Y mencionó que la pobreza general del país pasó de 39,7 por ciento en 2012 a 23 al cierre del 2018, a pesar de ser esta es una cifra alta para una nación con los índices económicos exhibidos.
Pero los datos aportados no pueden soslayarse y son los esgrimidos por los seguidores del mandatario al punto de considerar muy necesario la continuidad de este en la silla presidencial para que pueda concluir la obra.
En fin, vivimos una rendición de cuentas cuestionada, que dejó polarizada a la sociedad dominicana y la cual tal vez fue el trampolín de impulso para un nuevo período del actual presidente como lo pidieron decenas de personas situadas frente a su casa en la capitalina barriada de Enriquillo.
No falta mucho para saber exactamente hacia donde se moverá la ola electoral, las primarias se ven cerca y la bola mágica pronto dará la información mientras las especulaciones continúan, por tanto, tempo al tiempo...
*Corresponsal Jefe en la República Dominicana.

fShare
0

::::: TE PODRIAN INTERESAR :::::

La tasa de cambio

LIKE NUESTRA PAGINA FACEBOOK