Kim Jong Un lanza advertencia a EE.UU. en mensaje de Año Nuevo

Mundiales
TIPOGRAFIA
  • Mas pequeña Pequeña Mediana Grande Mas grande
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Seúl, Corea del Sur (CNN) - El líder de Corea del Norte Kim Jong Un reiteró su aparente compromiso con la desnuclearización durante un discurso anual de Año Nuevo, pero advirtió que podría tener que buscar "una nueva manera" si los Estados Unidos continúan sus "demandas unilaterales" hacia Pyongyang.


En un discurso de 30 minutos en el que abordó varios temas, Kim dijo que las relaciones con Washington progresarían a una "gran velocidad" si Estados Unidos se involucra en algún tipo de "toma y daca", y que estaba listo para reunirse con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en cualquier momento.
"Me esforzaré por lograr un resultado que sea bienvenido por la comunidad internacional", dijo Kim sobre la posible segunda reunión entre los dos líderes.

Corea del Norte, sin embargo, "no tendrá más remedio que defender la soberanía y el interés supremos de nuestro país y encontrar una nueva forma de resolver la paz en nuestra península" si Estados Unidos "malinterpreta la paciencia de nuestro pueblo y hace demandas unilaterales y continúa por el camino de las sanciones y la presión sobre nuestra república".
Kim no dio más detalles sobre a qué se refería con "nuevo camino".
El discurso anual, esencialmente la versión norcoreana del discurso del Estado de la Unión de Estados Unidos, está destinado principalmente a una audiencia nacional. Aunque está dominado por cuestiones que los observadores internacionales consideran mundanas, ofrece pistas clave sobre el pensamiento de Kim y los planes de Pyongyang para el próximo año.
El discurso de este año estuvo marcado por un cambio en la apariencia. Kim eligió pronunciar el discurso en un sillón de cuero en un estudio con pinturas de su padre y su abuelo a la vista. El año pasado pronunció el discurso detrás de un atril.
En concordancia con los últimos dos años, Kim optó por usar un traje occidental de rayas y una corbata gris, evitando el atuendo formal sin cuello que suele llevar en público.
"Su mensaje en general fue confiado, normal, sofisticado ... que recuerda el ambiente de la cumbre de Singapur, vistiendo traje y corbata", dijo Duyeon Kim, miembro adjunto del Centro para una Nueva Seguridad Estadounidense.
"Pero aún así envió una firme advertencia, bordeando una amenaza matizada, de que si Washington no cumple su promesa de Singapur y continúa con sanciones, tiene en mente un plan B y seguirá su camino por separado. Él muestra confianza en que su país no está atado a Estados Unidos, que aún pueden prosperar sin Washington".
La declaración de Kim de que su país dejará de "fabricar, probar, usar o desarrollar armas nucleares" llega pocos meses después de que anunció que la búsqueda de armas nucleares de Corea del Norte era "completa" y que "ya no necesita" probar la capacidad de sus armas.
La administración Trump sostiene que no abandonará las sanciones hasta que Corea del Norte entregue sus armas nucleares, pero Pyongyang ha pedido a Estados Unidos que alivie las sanciones tras las acciones de Pyongyang para desmantelar parte de su programa nuclear.
"Si Estados Unidos responde a nuestra iniciativa y nuestros esfuerzos preventivos adoptando acciones prácticas fiables y correspondientes, nuestra relación continuará avanzando a una excelente y gran velocidad mediante el proceso de medidas más concretas e innovadoras", dijo Kim.
Corea del Norte no realizó ninguna prueba de armamento en 2018. También acordó desmantelar una instalación de lanzamiento de satélites y destruir los túneles en su antiguo sitio de pruebas de armas nucleares.
Kim ha dicho previamente que cerraría la instalación nuclear de Yongbyon, donde se cree que Corea del Norte produce material para armas nucleares, si Washington toma lo que denomina "medidas correspondientes".
Sin embargo, expertos en armamento dicen que esos movimientos son en gran parte cosméticos y fácilmente reversibles.
El joven líder norcoreano también hizo un llamado a Washington y Seúl para que pongan fin a los simulacros militares conjuntos entre los dos países.
Trump acordó reducir los ejercicios después de su cumbre de junio con Kim en Singapur, citando su costo y calificándolo de "provocativo", el mismo lenguaje utilizado por los norcoreanos, aunque los oficiales de defensa de Estados Unidos y Corea del Sur mantienen los ejercicios militares a la defensiva. Corea del Norte los considera desde hace tiempo como una práctica para una eventual invasión.
En aquel momento, críticos acusaron a la administración Trump de otorgar una importante concesión a los norcoreanos sin lograr que Pyongyang firmara algo específico.
Corea del Norte se comprometió a "trabajar hacia la desnuclearización total de la Península Coreana", un término vago que los expertos dicen que Washington y Pyongyang interpretan de forma diferente.
No ha aceptado ningún cronograma para renunciar a sus armas nucleares ni a sus misiles balísticos, ni se ha comprometido a informar sobre sus instalaciones armamentísticas y de armas clave, pasos que, según los expertos, son cruciales en las conversaciones de desarme.

::::: TE PODRIAN INTERESAR :::::

La tasa de cambio

Pan Fiallo (2)
HUBBS PAINTING

LIKE NUESTRA PAGINA FACEBOOK