EEUU reactiva diálogo con Corea del Norte y pide desnuclearización en 2021

Mundiales
TIPOGRAFIA
  • Mas pequeña Pequeña Mediana Grande Mas grande
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

PYONGYANG.- La cumbre entre Corea del Norte y del Sur, que concluyó hoy, dejó nuevas promesas de desarme por parte de Pyongyang que reactivaron el diálogo entre el país comunista y Estados Unidos.

El secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo, saludó los resultados e invitó a su colega norcoreano, el ministro del Exterior Ri Yong-ho, a un encuentro la semana que viene al margen de la Asamblea General de Naciones Unidas en Nueva York. También están planeadas conversaciones entre funcionarios de alto nivel en Viena.

Pompeo puso una fecha límite: Estados Unidos que la desnuclearización de Pyongyang sea rápida y esté completada para enero de 2021, como prometió el propio líder norcoreano, Kim Jong-un. En esa fecha concluye el mandato del presidente estadounidense, Donald Trump.

La cumbre celebrada en Corea del Norte entre Kim y el presidente surcoreano, Moon Jae-in, concluyó hoy tras una visita conjunta a la cima del volcán Paektu, considerado sagrado. Kim entregó además como regalo a Corea del Sur dos toneladas de setas. El cargamento se repartirá durante la fiesta de la cosecha de los próximos días entre familias que quedaron divididas por la guerra coreana (1950-53).

La visita a la montaña más alta de la península coreana cierra la tercera cumbre entre ambos líderes en lo que va de año. La excursión fue propuesta por sorpresa por Kim. El volcán tiene un gran simbolismo para los coreanos, pues se considera el lugar de nacimiento de Tangun, según la leyenda el fundador del primer reino coreano hace más de 4.000 años. El presidente surcoreano y su esposa llenaron incluso una botella con agua del lago que se encuentra allí para llevarla de vuelta a casa.

El miércoles, segundo día de la cumbre, Kim se mostró dispuesto a desmantelar su principal complejo nuclear, Yongbyon, a cambio de "medidas correspondientes por parte de Estados Unidos". También se mostró dispuesto a desmantelar bajo supervisión de inspectores internacionales su instalación de pruebas de misiles en Sohae, en la costa oeste, así como la base de lanzamiento que se encuentra allí.

Kim confirmó así su disposición al desarme pero no dejó claro cuándo y cómo podría desmantelar concretamente su arsenal de misiles y armas atómicas.

Pompeo calificó el miércoles la cumbre de "exitosa" y aseguró que Estados Unidos está dispuesto a retomar de inmediato las negociaciones con Corea del Norte en base a las "importantes" promesas del líder norcoreano.

El Gobierno estadounidense también invitó a representantes de Pyongyang a conversaciones en Viena con su enviado especial para Corea del Norte Stephen Biegun. Y el presidente surcoreano, Moon, informará personalmente a Trump sobre su reunión con Kim coincidiendo con la Asamblea General de la ONU.

Como contrapartida a sus medidas de desarme, Corea del Norte exige el fin de las sanciones internacionales y una declaración conjunta sobre un final formal de la guera de Corea, según explicó el negociador nuclear surcoreano, Lee Do-hoon. "Corea del Norte espera ciertas cosas", señaló.

Corea del Norte y del Sur se encuentran todavía oficialmente en guerra, ya que ambas partes sólo acordaron un armisticio, no un tratado de paz. Estados Unidos participó en la guerra coreana del lado de Corea del Sur. En su primera cumbre, en abril, Kim y Moon ya acordaron impulsar una declaración para poner fin a la guerra con Estados Unidos e incluso con China, que luchó junto a Corea del Norte.

El negociador nuclear surcoreano cree que habrá una segunda cumbre entre Trump y Kim, como propuso el líder norcoreano. Ambos se reunieron ya en junio en Singapur y los analistas creen que podría haer un nuevo encuentro antes de las elecciones legislativas estadounidenses de noviembre.

Trump podría así "escapar al círculo de noticias negativas", apuntó Woo Jung-yeop, director de estudios estratégicos en el Instituto Sejong. Harry Kazianis, del Center of National Interest, cuenta "cien por cien" con una segunda cumbre entre Kim y Trump y cree que una "gran operación de trueque" entre ambos líderes daría mucho apoyo al estadounidense entre los votantes.

Los analistas cuentan también con que el presidente surcoreano transmitirá a Trump más resultados concretos de su cumbre con Kim que todavía no salieron a al luz.

Sin embargo, los expertos no creen que Corea del Norte vaya a desnuclearizarse antes de 2021 y consideran que será un proceso que llevará décadas. "Incluso si hay un acuerdo, será difícil implementarlo", señaló Woo.

FUENTE: dpa

::::: TE PODRIAN INTERESAR :::::

La tasa de cambio

Tarima
HUBBS PAINTING

LIKE NUESTRA PAGINA FACEBOOK