Pese a exhortación de la alcaldesa continúan los choques en Barcelona

Mundiales
TIPOGRAFIA
  • Mas pequeña Pequeña Mediana Grande Mas grande
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

ESPAÑA.- La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, hizo el sábado un llamado a la calma ante las violentas protestas de separatistas catalanes escenificadas por quinta noche consecutiva en la segunda ciudad más grande de España.

“Esto no puede seguir así. Barcelona no se lo merece”, sostuvo Colau ante la prensa y señaló que los hechos de violencia del viernes han sido los peores hasta el momento.

Los manifestantes se enfrentaron de nuevo el sábado con la policía a pesar de los intentos de mediación de algunos civiles interponiéndose entre ambos bandos. También hubo un choque entre simpatizantes de los separatistas y la policía en una plaza de Madrid. Las autoridades se preparan para más protestas en los próximos días.

 Los separatistas radicales se han enfrentado a la policía noche tras noche en Barcelona y otras ciudades catalanas luego de las multitudinarias protestas pacíficas contra el veredicto del Tribunal Supremo que condenó a prisión a nueve dirigentes independentistas implicados en la fallida intentona secesionista de 2017.

Más de 500,000 personas se reunieron el viernes en el centro de Barcelona en una muestra multitudinaria de apoyo al movimiento separatista, al que respalda casi la mitad de los 5.5 millones de electores de la pudiente región del noreste de España.

Antes del anochecer, centenares de jóvenes enmascarados rodearon la sede de la Policía Nacional y estalló una refriega callejera que se prolongó hasta altas horas en Barcelona, un popular destino turístico.

“Las imágenes de la violencia organizada que durante la tarde y la noche sufrió la ciudad de Barcelona han tapado el medio millón de personas que se manifestaron de forma cívica y pacífica para mostrar el rechazo a la sentencia”, lamentó el consejero del interior del gobierno de Cataluña, Miquel Buch, que supervisa a la policía regional.

Los inconformes han incendiado centenares de contenedores de basura y arrojado contra la policía bombas molotov, ácido, petardos y fragmentos de pavimento, entre otros proyectiles. También pincharon con clavos los neumáticos de furgonetas policiales y lanzaron fuegos artificiales contra un helicóptero policial -sin causarle daños mayores.

Grandes contingentes de policías antidisturbios de Cataluña y de la policía nacional de España han enfrentado a los manifestantes con porras, balas de goma y espuma, gas lacrimógeno y un cañón lanza agua.

Los residentes y turistas han tenido que correr en busca de protección.

“Ha sido bastante aterrador”, dijo la doctora Deepa Khumar, de Toronto, que asiste a una conferencia de médicos. “Este lugar parece una zona de guerra”.

Las autoridades dijeron que más de 500 personas han resultado heridas esta semana, incluidos manifestantes y agentes. Dieciocho continuaban hospitalizadas -una de ellas en condición muy grave. La policía ha arrestado a más de 150 personas.

::::: TE PODRIAN INTERESAR :::::

La tasa de cambio

Pan Fiallo2

LIKE NUESTRA PAGINA FACEBOOK