Una huelga general afecta capital de China, país regido por una dictadura

Mundiales
TIPOGRAFIA
  • Mas pequeña Pequeña Mediana Grande Mas grande
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

HONG KONG,  5 de agosto.- Por primera vez en cinco décadas, esta capital quedó virtualmente paralizada este lunes debido a una huelga general convocada por distintas entidades en protesta por una ley de extradición a China que ya dura diez semanas.


Barricadas, calles cortadas y transporte paralizado era el panorama que se ha vivido en las últimas horas en esta ciudad, la cual se acerca cada vez más a un abismo de consecuencias desconocidas.

La policía ha utilizado gases lacrimógenos contra manifestantes. Las fuerzas del orden han detenido a 82 personas. Desde que las protestas comenzaron el 9 de junio estas alcanzan el medio millar.
Las protestas han alcanzado siete distritos, y en todos ellos se han seguido registrando enfrentamientos con la policía.
El transporte público ha tenido graves interrupciones y los activistas han bloqueado trenes y autobuses. Los atascos han dificultado el acceso al corazón financiero de la antigua colonia británica.
Esta es primera huelga en Hong Kong desde 1967.
La primera ministra se mantiene en su posición
La primera ministra Carrie Lam, respaldada por Pekín ha advertido de que los opositores están llevando a la región a una situación muy peligrosa pues la caída del turismo y la baja tasa de ocupación hotelera están dañando la economía.
Lam dijo que la violencia que «ha ido aumentado» y advirtió que «las protestas han ido más allá de la propuesta de ley de extradición».
Indicó que la magnitud de las manifestaciones «ha minado seriamente el imperio de la ley en Hong Kong, llevando a la ciudad al límite».
No en vano, el índice referencial de la Bolsa de Hong Kong, el Hang Seng, cayó este lunes un estrepitoso 2,85 %.
Las protestas tienen visos de continuar
La ola de indignación comenzó por un proyecto de ley que hubiera permitido solicitudes de extradición a Pekín. A su vez la actual coyuntura está suponiendo el mayor desafío regional para el presidente chino Xi Jinping desde su llegada al poder en 2012.
Las actuales demandas incluyen la retirada completa del texto, hasta ahora «suspendido», una investigación en profundidad sobre la brutalidad policial a la hora de reprimir las protestas y la puesta en práctica del sufragio universal.
Las manifestaciones han derivado hacia demandas más amplias sobre los mecanismos democráticos de la ciudad, cuya soberanía recuperó China en 1997 con el compromiso de mantener hasta 2047 las estructuras establecidas por los británicos, inimaginables en la China continental.
A pesar de que Lam dio por «muerto» el proyecto a principios de julio, los manifestantes no se han dado por satisfechos y aún siguen inundando las calles de la ciudad.
La crisis política y social, originada por la protesta contra una ley de extradición a China, ya dura 10 semanas.

::::: TE PODRIAN INTERESAR :::::

La tasa de cambio

LIKE NUESTRA PAGINA FACEBOOK