Empresas de Florida que negocian con Cuba podrían no recibir fondos federales

MIAMI
TIPOGRAFIA
  • Mas pequeña Pequeña Mediana Grande Mas grande
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

 El gobernador de Florida, Rick Scott, podría llegar a presentar una una iniciativa económica para que las empresas locales que comercian con el régimen cubano de Raúl Castro “no puedan ser beneficiarias de fondos federales”.

A principios de año el gobernador avanzaba su voluntad de endurecer su política hacia Cuba. Voy a recomendar la restricción de los fondos estatales para los puertos que trabajan con Cuba en mi presupuesto, puso en su cuenta de twitter en enero de este año.

Scott también se mostró combativo ante la perspectiva de poner a los trabajadores estadounidenses en desventaja competitiva a través de acuerdos con las entidades estatales cubanas que emplean prácticas laborales forzadas y explotadoras que son contrarias a las normas internacionales.

El gobernador ya había adelantado en el discurso ofrecido durante la inauguración de la Cumbre Latinoamericana 2017, celebrada esta semana en Miami, que presentará un proyecto de ley que prohibirá a todas las agencias estatales de Florida invertir en cualquier compañía que realice negocios con el régimen venezolano de Nicolás Maduro.

El gobernador había señalado reiteradamente que Venezuela y Cuba son dos brutales dictaduras sin democracia y sin libertad y que el va a luchar en pos de que sean restituidas en ambos países "cuyas comunidades de inmigrantes son las dos mayores que residen en Florida" Scott también se ha sumado a las voces que advierten que la "dictadura" de Raúl Castro "sigue tirando de las cuerdas, ayudando al baño de sangre del gobierno de Maduro contra el heroico pueblo venezolano".

A principios de junio pasado, el gobernador instó al presidente de Estados Unidos Donald Trump y a su Gobierno a revertir las políticas de Estados Unidos hacia Cuba de su predecesor, Barack Obama. "Tienen la oportunidad de establecer un nuevo rumbo" en Venezuela y Cuba, aseguró.

Días más tarde, en Miami, el presidente Trump firmaba una orden ejecutiva eliminando los acuerdos de acercamiento entre ambos países. En estos momentos las embajadas de Estados Unidos y Cuba en los respectivos países se encuentran trabajando con el mínimo de su personal diplomático, a raíz de que el Departamento de Estado de EEUU ordenara la retirada del 60% de sus funcionarios de la Isla y expulsara a 15 miembros del personal cubano en Washington.

Scott prevé la posibilidad de extender a Cuba el programa que ya fue aprobado sobre Venezuela a principios de 2017. Si así fuera, podría repetir la experiencia de intervención de la Small Business Administration (SBA) para impedir negocios con Venezuela. Una medida parecida evitaría que las empresas de Florida que realicen operaciones mercantiles o de exportación e importación con Cuba accedan a programas de asistencia financiera federal.

Esta medida podría ir en el orden de aumentar las restricciones y controles sobre empresas que realicen exportaciones con las empresas del régimen de la Habana.

En el caso de Venezuela las primeras medidas estaban orientadas a impedir la inversión en bonos emitidos por el gobierno de Venezuela, en cualquier compañía cuya propiedad fuese de mayoría de ese régimen y de participar en cualquier voto o resolución que defienda o apoye a ese gobierno. Respecto a Cuba es probable que el gobierno de la Florida siga el criterio expuesto por Trump en junio, no realizar acuerdos comerciales con empresas que comercialicen con el acto mando militar de la Isla, dueño de por excelencia del monopolio que gestiona la economía de la Isla, GAESA.

Estados Unidos mantiene restricciones y controles de las exportaciones por razones de seguridad nacional y de política extranjera, pero este paso va más allá teniendo en cuenta que las empresas de Florida deberán ser monitoreadas para que se puedan aplicar las sanciones pertinentes.

El gobernador señaló que su proyecto contra el “régimen de Maduro” será presentado en la próxima sesión legislativa y que “las empresas pueden optar por apoyar el régimen de Maduro, o por buscar inversiones del estado de la Florida, pero no ambas”.

En la bienvenida del gobernador Scott a la Cumbre Latinoamericana 2017 que aun puede leerse en su web, el político explica "hemos visto a Venezuela caer en un completo caos bajo la brutal y opresiva dictadura de Nicolás Maduro. Hemos visto la escasez de alimentos y medicinas, la violencia en las calles y la incertidumbre económica. Lamentablemente, hemos visto esto antes. Lo que está sucediendo en Venezuela es un eco de la brutal opresión que continúa estropeando la vida de millones de cubanos".

 

Fuente: Diario Las Amèricas

::::: TE PODRIAN INTERESAR :::::

La tasa de cambio

LIKE NUESTRA PAGINA FACEBOOK