Perro muere al salvar a toda su familia de un incendio en Florida

MIAMI
TIPOGRAFIA
  • Mas pequeña Pequeña Mediana Grande Mas grande
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Zippy, un perro de raza Jack Russell Terrier, es la principal razón por la que los miembros de una familia de la ciudad de Bradenton (Florida) están vivos luego de que su casa fuera devastada por un incendio, según informó el pasado  Fox News. 


El suceso se produjo cerca de las 2:00 a.m cuando la alarma de incendios, ubicada en el pasillo de la vivienda, comenzó a sonar, solo para apagarse pocos segundos después. Ningún miembro de la familia, al parecer, escuchó la señal a excepción de la mascota. 
El diminuto animal, quien se percató de las llamas, comenzó a ladrar despertando a cada uno de los moradores. 
“[La alarma] solo duró un breve 'pitido' y luego ya estaba en llamas. Se había ido”, declaró Leroy Butler, dueño de Zippy. “Él iba y venía. Estaba de cama en cama, de un lado a otro”. 
En un determinado punto de la madrugada, los muebles de la casa estaban envueltos en llamas, así como el techo del inmueble. Sin embargo, el animal no dejó de moverse de un lado hacia otro, ladrando cada vez más fuerte, hasta que los hijos y el padre de Butler pudieron salir del inmueble. 
Una vez fuera de la casa, Butler se percató que su mascota no estaba con ellos, incluso intentó regresar pero ya era demasiado tarde, el fuego había crecido exponencialmente. Todo lo que pudo hacer fue esperar a que llegaran los bomberos y apagaran el incendio. 
Una vez completada la misión, los oficiales le notificaron a la familia que Zippy había muerto asfixiado, producto de la gran cantidad de humo en sus pulmones. 
“El piso de la sala de estar estaba ardiendo, así que no había dónde salir corriendo. Incluso si el humo era tan alto. Era un perrito pequeño. No tenía a dónde ir”, comentó Butler. 
Según reportes del Departamento de Bomberos de Bradenton, el incendio comenzó en el ático, cerca de la unidad de aire acondicionado. Las autoridades no dieron a conocer el origen de las llamas. 
“Lo adoptamos como mascota, así que solo puedo decir que fue un buen perro. Hizo todo lo que pudo. Con el humo siguió haciendo su trabajo. Es la persona a la que no pude salvar, la persona hasta la que no pude llegar”, manifestó Butler en memoria de su mascota.