Guaidó dijo que no habrá diálogo con el régimen de Nicolás Maduro

Latinoamérica
TIPOGRAFIA
  • Mas pequeña Pequeña Mediana Grande Mas grande
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

El líder opositor y presidente interino venezolano Juan Guaidó dijo el miércoles que su fuerza no entablará diálogos con el régimen de Nicolás Maduro, y desafió a la cúpula militar a retirar el apoyo a dictador socialista.

Guaidó, quien en enero se convirtió en presidente interino del país invocando la Constitución, sostuvo que las Fuerzas Armadas debían colocarse "del lado de Venezuela" y "recuperar el honor".

A los "funcionarios de la Fuerzas Armadas, ¿hasta cuándo van a sostener a alguien que no tiene respuesta?" a los problemas del país, agregó Guaidó en una de las concentraciones en Caracas convocadas por la oposición.

Maduro, quien aún controla las instituciones estatales y mantiene el respaldo de la cúpula castrense, ha propuesta varias veces una mesa de diálogo con la oposición.

Cientos de personas se congregaron en distintos puntos de la capital y en otras ciudades. En Punto Fijo, al noroeste del país, Nelly Lugo, una enfermera jubilada de 68 años, dijo que manifestaba porque "queremos la salida de este régimen que nos tiene sin agua, sin luz, sin comida, sin medicina".

"Con la miserable pensión que se dan de 18.000 bolívares (unos seis dólares), me compro un cartón de huevos y tres canillas (o piezas de pan). Con eso lo que puedo es comer un huevo diario por un mes y a veces acompañarlo con un pedacito de pan", relató.

Las manifestaciones se produjeron después de que, la noche del martes, Caracas y varias ciudades quedaron sin luz en un nuevo corte tras la serie de apagones de marzo.

El ministro de Comunicación e Información, Jorge Rodríguez, dijo el miércoles en una declaración que el más reciente corte fue por "un falla de carga en esa central consecuencia del deterioro sufrido frente al ataque terrorista" de marzo.

El régimen dice que el sistema de la hidroeléctrica Guri, en el sur del país, sufrió en marzo ataques por parte de sus adversarios como Estados Unidos y opositores venezolanos.

Críticos y especialistas, sin embargo, sostienen que los apagones son producto de años de desinversión en la infraestructura.

El presidente del Comité Internacional de la Cruz Roja, Peter Maurer, dijo a periodistas al cierre de una visita de cinco días a Venezuela que la situación de los servicios del país es "muy compleja y hay grandes retos".

Por su parte, Maduro informó que en su reunión del martes con Maurer acordó negociar un acuerdo para ayuda humanitaria.

La cancillería "está negociando un documento formal donde se establece los parámetros para que el Comité Internacional de la Cruz Roja (…) sea el organismo rector a todos los mecanismos de Cruz Roja Internacional que quieran venir con apoyo, solidaridad o ayuda humanitaria en los distintos campos para nuestro país", sostuvo Maduro.

Por su parte, el jefe de asistencia de Naciones Unidas, Mark Lowcock, dijo ante el Consejo de Seguridad de la ONU que Venezuela sufre un "verdadero problema humanitario" y que el organismo está dispuesto a tomar más acciones si consigue el apoyo de todas las partes involucradas.

Con información de Reuters

::::: TE PODRIAN INTERESAR :::::

La tasa de cambio

Pan Fiallo (2)
HUBBS PAINTING

LIKE NUESTRA PAGINA FACEBOOK