Raúl Castro pidió a los cubanos que se preparen para tiempos económicos difíciles

Latinoamérica
TIPOGRAFIA
  • Mas pequeña Pequeña Mediana Grande Mas grande
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

El ex presidente de Cuba, Raúl Castro, instó a los cubanos a "estar preparados para la peor variante" de la economía, en un momento en el que el endurecimiento del embargo de Estados Unidos y los agravados problemas en la balanza de pagos ponen en jaque la economía del país.

"La situación podría agravarse en los próximos meses", advirtió el líder del gobernante Partido Comunista (PCC, único legal), en su discurso este miércoles durante el acto de promulgación de la nueva Constitución del país en la Asamblea Nacional.

Confió, sin embargo, en que Cuba no va a experimentar un nuevo Período Especial, en referencia a la grave crisis financiera, energética y alimentaria que sufrió el país a principios de los años 90 tras la caída de la Unión Soviética y la retirada de los subsidios que la isla recibía del bloque comunista.

"Hoy es otro el panorama en cuanto a la diversificación de la economía, pero tenemos que estar preparados para la peor variante", expresó el ex mandatario de 87 años, que asumió el poder de su hermano Fidel Castro en 2006 y lo legó en abril del año pasado al actual presidente, Miguel Díaz-Canel.

Para combatir la supuesta crisis económica que se avecina, Castro propuso "luchar y alcanzar la victoria, no existe otra alternativa", y concretamente pidió a la población redoblar esfuerzos para aumentar la producción, en especial de alimentos, adoptar hábitos de ahorro, optimizar el uso de la energía y evitar los robos de combustible.

También llamó a "resistir y vencer los nuevos obstáculos que nos pone el recrudecimiento del cerco económico y financiero", en alusión al embargo de EEUU, endurecido nuevamente por el Gobierno de Donald Trump, quien ha revertido la política de acercamiento de su antecesor, Barack Obama.

En todo caso, Castro reiteró que "el viejo anhelo de derrocar a la Revolución cubana por medio de la asfixia económica y la penuria fracasó en el pasado y volverá a fracasar".

Su discurso llega en un momento de incertidumbre sobre la economía de la isla, un país que desde hace años trata de atraer inversión extranjera y sustituir importaciones para resolver sus cada vez más graves problemas en la balanza de pagos.

Sin embargo, en 2018 se incumplieron los ingresos por exportaciones y persiste un alto nivel de endeudamiento, mientras continúan las dificultades en la materialización de los procesos inversionistas.

A esto se suma la crisis de Venezuela, principal socio y valedor de la isla, que le aporta aproximadamente la mitad del petróleo que necesita para cubrir la demanda nacional de electricidad y transporte.

El reconocimiento de la inversión extranjera, la propiedad privada y el trabajo al margen del sector estatal son algunas de las novedades más destacadas de la Constitución promulgada hoy, que previamente fue sometida a un proceso de consulta popular de tres meses y ratificada el pasado febrero en un referendo con el 86,85% de votos a favor.

Tras la proclamación de la Carta Magna comenzará un proceso legislativo en el que se elaborarán en torno a medio centenar de nuevas leyes para desarrollarla.

En su nueva Constitución, Cuba reconoce por primera vez el papel del mercado y de la inversión privada y extranjera en la economía, buscando reformas acordes a los nuevos tiempos, que le permitan crecer.

Con información de EFE y AFP

::::: TE PODRIAN INTERESAR :::::

La tasa de cambio

LIKE NUESTRA PAGINA FACEBOOK