Congreso de Nicaragua aprueba ley de amnistía, propuesta por los sandinistas

Latinoamérica
TIPOGRAFIA
  • Mas pequeña Pequeña Mediana Grande Mas grande
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

MANAGUA.- Con amplia mayoría, el Congreso de Nicaragua aprobó una ley de amnistía que permite la absolución de quienes participaron en las protestas acaecidas desde el 18 de abril de 2018. Tanto la oposición como Naciones Unidas tienen sus reparos.


La iniciativa fue propuesta por la bancada sandinista de la cual es líder el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega. Este proyecto de ley fue presentado con carácter urgente y concede “amplia amnistía a todas las personas que han participado en los sucesos acaecidos en todo el territorio nacional a partir del 18 de abril de 2018 hasta la fecha”.
La amnistía se extiende a las personas que no han sido investigadas, que se encuentran en procesos de investigación, en procesos penales para determinar responsabilidad y en cumplimiento de ejecución de sentencias.

Uno de los artículos establece que las personas excarceladas y que reincidan en delitos pueden ser recapturadas y judicializadas. Asimismo, las personas que se encuentran privadas de la libertad al momento de la entrada en vigor de la ley, podrán ser liberadas de forma inmediata.
Las autoridades cancelarán los registros de antecedentes penales de todas las persona con este beneficio procesal.
La oposición reprocha la ley de amnistía propuesta por el Gobierno de Ortega
Según diputados y líderes opositores, esta ley pretende dejar impune a las más altas autoridades de la Policía y paramilitares que han sido señalados por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos como responsables de cientos de muertes y lesionados desde el inicio de las protestas antigubernamentales en abril de 2018.
La diputada Azucena Castillo del Partido Liberal Constitucionalista expresó ante los medios locales que: “es momento de dejar en impunidad a los verdaderos culpables y sacar una ley de amnistía como que, con un borrón y cuenta nueva, vamos a devolver a la vida a los muertos de 300 madres que han perdido a sus hijos. Hay personas ahí acusadas de terrorismo, entonces que es lo que están hablando, cuando los verdaderos terroristas son los que asesinaron, los represores, los paramilitares que andaban en la calle”.
El Comité Pro Liberación de Presos Políticos de Nicaragua rechazó esta ley propuesta por los legisladores sandinistas, que perdona a quienes han cometido delitos en el marco de la crisis que estalló hace más de un año en su país. El Comité acusó al Gobierno de querer “esconder la verdad” con esa amnistía.
En cambio, los legisladores que respaldaron la ley dijeron que estaban tomando una postura por la unidad nacional: “es un acto soberano que busca la paz, la reconciliación, que busca el perdón con justicia, con reparación, con no repetición “, dijo el legislador Edwin Castro, quien encabeza la asamblea del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) en el Congreso, durante el debate sobre la propuesta.
Otras reacciones tampoco se hicieron esperar al conocerse la decisión del Congreso. La alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, dijo que “las amnistías por graves violaciones de derechos humanos están prohibidas por el derecho internacional. Éstas generan impunidad, lo que puede llevar a más violaciones”.
A través de su cuenta en Twitter, la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, contraparte del Ejecutivo en la mesa de negociación con la que se espera superar la crisis, también se pronunció:
Por su lado, el grupo Acción Penal, integrado por abogados que defienden a los presos políticos, advirtieron que lo aprobado en el Congreso genera impunidad, inseguridad jurídica y obstaculiza un verdadero proceso de justicia transicional en Nicaragua.
También Ortega se ha comprometido a liberar a los detenidos en las protestas contra el gobierno como un gesto de buena fe para la oposición y una candidatura al diálogo nacional.
La ley de amnistía fue aprobada por mayoría absoluta en el Congreso de Nicaragua
La ley fue presentada 24 horas antes al Parlamento nicaragüense por la bancada oficialista. Después de una jornada de sesión, fue aprobada por 70 votos del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) de Ortega en la Cámara que cuenta con 92 miembros.
15 diputados del Partido Liberal Constitucionalista (PLC), de centroderecha, votaron en contra de esta iniciativa parlamentaria.
Desde 1985 a la fecha se han aprobado 14 leyes de Amnistía en Nicaragua, 10 de ellas durante el primer gobierno sandinista (1979-1990).
Según la oposición, el debate no alcanzó un consenso generalizado y la ley fue aprobada de forma unilateral.
Más de un año de crisis política en Nicaragua
Las manifestaciones estallaron en abril de 2018 cuando Ortega intentó recortar los beneficios de asistencia social y gradualmente se extendió a un movimiento de protesta más amplio contra el gobierno del presidente.
Más de 700 personas fueron arrestadas en manifestaciones y 325, en su mayoría manifestantes de la oposición, murieron en enfrentamientos con las fuerzas de seguridad, mientras que más de 60,000 nicaragüenses se han exiliado debido a conflictos políticos en los últimos 14 meses, dicen grupos de derechos humanos. El Gobierno de Ortega solo reconoce 200 víctimas fatales en esta crisis política.
Según el informe del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), adscrito a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), el mayor responsable de la violencia que ha dejado cientos de muertos es el Gobierno de Ortega, que a mediados de 2018 se valió de policías y fuerzas “parapoliciales” con armas de guerra, para atacar a civiles.

::::: TE PODRIAN INTERESAR :::::

La tasa de cambio

HUBBS PAINTING

LIKE NUESTRA PAGINA FACEBOOK