EEUU planea reducción drástica del personal de embajada cubana en Washington

Estados Unidos
TIPOGRAFIA
  • Mas pequeña Pequeña Mediana Grande Mas grande
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

WASHINGTON.- El Gobierno de los Estados Unidos prepara una solicitud formal al régimen de Cuba para que reduzca 60% del personal de su embajada en Washington, señalaron funcionarios federales, en respuesta a la decisión de la semana pasada por parte de Estados Unidos de reducir en la misma proporción su personal en la embajada en La Habana.

Expertos indican que dicha solicitud del gobierno de Donald Trump representa otro importante revés a las relaciones entre ambas naciones, que apenas habían retomado nexos diplomáticos después de medio siglo de hostilidades.

La petición ocurre en un momento en el que el gobierno estadounidense busca proteger a sus propios diplomáticos de inexplicables ataques que han afectado a por lo menos 21 trabajadores del servicio exterior en Cuba, que sufren de problemas de audición, equilibrio y vista.

Consultado por Efe, un portavoz del Departamento de Estado se limitó a comentar bajo anonimato que el secretario de Estado, Rex Tillerson, "continúa evaluando los pasos" que se pueden tomar para "garantizar que el Gobierno rinde cuentas ante su responsabilidad de proteger a los diplomáticos".

El Departamento de Estado tomó esas medidas tras dos meses de misteriosas informaciones sobre "ataques" a diplomáticos estadounidenses en la isla y pese a no tener claro quién es el responsable.

El presidente Donald Trump afirmó que su Gobierno ha "tenido un problema realmente grande en Cuba", donde han ocurrido "algunas cosas muy malas", y no descartó más medidas.

El Departamento de Estado no ha llegado a confirmar que los ataques se produjeran con un dispositivo "acústico", como han apuntado algunos medios de comunicación, y sigue investigando los sucesos, que comenzaron a registrarse a finales de 2016 y cuyo último episodio confirmado tuvo lugar este agosto pasado.

Tillerson amenazó incluso con cerrar la embajada estadounidense en La Habana a raíz de los incidentes, por considerar que el Gobierno cubano no ha garantizado adecuadamente la seguridad de sus diplomáticos en la isla.

El Gobierno cubano ha negado toda relación con los ataques, que está investigando también, y los responsables de la pesquisa estadounidense no descartan que "un tercer país" pueda haber causado los incidentes.

 

Fuente: Diario Las Américas

::::: TE PODRIAN INTERESAR :::::

La tasa de cambio

LIKE NUESTRA PAGINA FACEBOOK